Dieta Mediterránea

El HDL

El organismo crea medios de control, neutralización y, consecuentemente, protección contra los agentes nocivos formados en nuestro cuerpo. El organismo puede formar o adquirir los antioxidantes, sustancias naturales que nos protegen de los radicales libres. En el aceite de oliva, las más reconocidas y estudiadas sustancias protectoras son las vitaminas A y E.
 
Y en este punto, volvemos a nuestro viaje. Porque para suerte de todos, en la corriente sanguínea también existe un pequeño tractor llamado HDL. Una lipoproteína que transporta poca grasa y por esta razón sale empujando y dando un aventón al colesterol que encuentra por los caminos por donde ya pasó el LDL. La cuestión es que para tener estos tractores limpiando nuestro organismo, necesitamos evitar los alimentos ricos en ácidos grasos saturados (lea Los caminos de las Lipoproteínas), y necesitamos ingerir muchos alimentos ricos en ácidos grasos insaturados, antioxidantes naturales como las vitaminas A y E, el selenio y el zinc - que nos protegen contra los radicales libres. O sea, una vez entendido todo este mecanismo de nuestro cuerpo, sería interesante volver y, con toda la atención posible, leer el tema Los alimentos de la Pirámide Alimentaria.